ProcedIMIENTO REVISADO DE MANEJO

El procedimiento de manejo para un recurso natural más rigurosamente probado hasta la fecha 

Procedimiento Revisado de Manejo (RMP)

Desde el inicio de las discusiones sobre el manejo futuro de la caza comercial de ballenas después de la moratoria (efectiva a partir de 1985/86), el Comité Científico reconoció la necesidad de desarrollar objetivos y procedimientos de manejo que tomaran en cuenta las lecciones aprendidas de dificultades previas y, en particular, reconoció las limitaciones tanto de los datos que tenía como de los datos que probablemente obtendría. Para decirlo simplemente, no había caso en desarrollar un procedimiento de manejo que requiriera estimaciones del tamaño de la población actual hasta la ballena más cercana si, por ejemplo, lo mejor que se podría esperar era una estimación que estuviera entre 10.000 y 20.000 ballenas.

PRUEBAS DE simulación POR COMPUTADORA

Claramente, no es aceptable probar procedimientos experimentales de manejo en áreas silvestres. Aparte de las serias consecuencias de 'hacer las cosas mal', en especies de larga vida como las ballenas, tomaría mucho tiempo antes de poder averiguar si el procedimiento realmente funcionó. Por lo tanto, el Comité Científico optó por simular el comportamiento de las poblaciones de ballenas durante un período largo (se escogió un período de 100 años).

OBJETIVOS DE ManEJO

El proceso de desarrollo sólo puede tener lugar a la luz de objetivos de manejo. Éstos fueron establecidos por la Comisión y se pueden resumir como:

  1. los límites de captura deben ser tan estables como sea posible;
  2. no se deben permitir capturas sobre stocks que estén por debajo del 54% de su capacidad de carga estimada;
  3. se debe obtener el mayor rendimiento continuo posible del stock.

La Comisión decidió que se debería dar la más alta prioridad al objetivo 2. El componente cuantitativo se estableció cuando la Comisión escogió entre tres opciones presentadas por el Comité Científico.

TOMANDO EN CUENTA LA INCERTIDUMBRE

Luego de varios años de trabajo intenso, el Comité desarrolló un procedimiento para determinar límites de captura seguros que requerían conocimiento de dos parámetros esenciales: estimaciones de la abundancia actual tomadas a intervalos regulares y conocimiento de capturas pasadas y presentes. Durante este período, el Comité realizó extensas pruebas del procedimiento con numerosos supuestos y problemas. Algunas de estas se resumen a continuación:

  • Varios modelos de población diferentes y supuestos asociados;
  • Diferentes niveles de población de inicio, desde el 5% hasta el 99% del tamaño 'inicial' de la población;
  • Diferentes niveles de Rendimiento Máximo Sostenible, desde 40% hasta 80%;
  • Diferentes tasas de RMS, desde 1% hasta 7% (incluidos cambios en el tiempo);
  • Diversos niveles de incertidumbre y sesgos en el tamaño de la población;
  • Cambios en la capacidad de carga (incluida su reducción a la mitad);
  • Errores en los registros históricos de las capturas (incluida una subestimación de la mitad);
  • Catástrofes (eventos episódicos irregulares en los que la población se reduce a la mitad);
  • Diversas frecuencias de censos.

¿CÓMO SE ESTABLECEN LOS LÍMITES DE CAPTURA?

Un componente principal del RMP es el CLA o Algoritmo de Límite de Captura – éste especifica la manera en la que se calculan los límites de captura con base en la información requerida.

Muy simplemente, el CLA reconoce que inicialmente la situación 'verdadera' del stock es poco conocida, es decir, que existe un amplio rango de posibles valores para el nivel de agotamiento del stock y su productividad. De manera similar, reconoce los dos tipos de incertidumbre en la estimación del tamaño actual de la población: que la metodología usada para estimar la abundancia, aunque produce la 'mejor' estimación posible, sólo puede ofrecer un rango dentro del cual probablemente se encuentra el tamaño de la población y, en segundo lugar, que la estimación podría estar sesgada.

El CLA es un procedimiento de 'retroalimentación' – conforme se acumula más información de los censos de avistamiento (y capturas, si ocurren), entonces se refinan los parámetros necesarios de la estimación. De esta manera, el procedimiento se monitorea a sí mismo constantemente.

Los límites de captura se establecen para períodos de cinco años. Esta es una de las maneras en las que se cumple el objetivo de estabilidad de las capturas. Las capturas además son eliminadas gradualmente si no se obtienen estimaciones de avistamiento a los intervalos requeridos. Conforme se acumula más información de nuevos censos, el CLA mejora sus estimaciones de los valores de los parámetros. Esto a su vez restringirá el rango de posibles límites de captura.

PRUEBAS PARA ESCenarios REALES

El CLA inicialmente se probó bajo el supuesto de que se aplica a stocks biológicos conocidos. Actualmente, esto sólo se ha realizado para rorcuales de minke en el Atlántico Norte y el Hemisferio Sur. Sin estas 'pruebas de implementación', los límites de captura serían de cero bajo el RMP. Aún con estas pruebas, es claro que para muchas especies, como la ballena azul del Hemisferio Sur, pasaría mucho tiempo antes de que se permitan capturas bajo el RMP.

Procedimiento Revisado de Manejo

El RMP se compone del CLA, más las reglas, entre otras, sobre los detalles de límites de las áreas de los stocks, la asignación de capturas a áreas pequeñas, qué hacer si se capturan muchas más ballenas de uno u otro sexo y cuándo se deben realizar revisiones completas de toda la información disponible.

Además, el Comité Científico ha desarrollado guías y reglas sobre cómo se deberían conducir los censos de avistamiento y cómo se deben analizar los datos si las estimaciones resultantes van a ser consideradas como de suficiente calidad para ser usadas en el CLA. Guías y reglas similares han sido desarrolladas con respecto a los requisitos, calidad y análisis de los datos.

En resumen, la culminación del trabajo de ocho años por parte del Comité Científico es el procedimiento de manejo para un recurso natural más rigurosamente probado hasta la fecha. Establece la norma para el manejo de todos los recursos marinos y otros recursos vivos.

Se debe hacer notar que el procedimiento desarrollado es muy conservador y ciertamente más conservador que cualquier cosa que se haya utilizado antes.  De cierta manera esto es intuitivamente obvio. Cualquier procedimiento que explícitamente tome en consideración altos niveles de incertidumbre y pueda manejar el amplio rango de escenarios probados tendrá que ser conservador.

En términos generales, esto es ilustrado por el hecho de que típicamente, las capturas anuales después de que se haya completado un solo censo serán menos de la mitad de un punto porcentual del tamaño estimado de la población, o sea, si se estima que el número de animales asciende a 10.000, la captura anual será menor a 50.

El nivel de conservatismo es la reflexión de las prioridades relativas asignadas a los objetivos, el nivel de incertidumbre en la información sobre abundancia, productividad e identidad de los stocks de ballenas, y el hecho de que se requieren muchos años para que el CLA refine sus estimaciones de los parámetros requeridos.

eSQUEMA RevisADO DE ManEJO

El Comité Científico recomendó el RMP por unanimidad a la Comisión, haciendo notar que todos los aspectos científicos del trabajo habían sido completados. Estos aspectos científicos fueron adoptados por la Comisión en 1994. Su implementación real para el manejo de ballenas (al menos para los stocks para los que ha sido probado) es, desde luego, una decisión política. La Comisión no establecerá límites de captura para la caza comercial de ballenas hasta que haya acordado y adoptado un Esquema Revisado de Manejo (RMS) completo. Cualquier RMS no sólo incluirá los aspectos científicos como el RMP, sino también varios temas no científicos, incluidas la inspección y la aplicación, tal vez para ‘humanizar” las técnicas de matanza. (Para información más detallada sobre el RMS, oprima AQUÍ).