La CBI y los permisos científicos

GENERAL

Una de las principales áreas de discusión en años recientes ha sido la emisión de permisos por parte de los estados miembros para la caza de ballenas con fines científicos. El uso de estos permisos no es nuevo. El derecho de utilizarlos está consagrado en el Artículo VIII del Convenio de 1946. Aunque los países miembros deben presentar sus propuestas a examen, de acuerdo con la Convención, es la nación miembro que finalmente decide si emitir un permiso y este derecho predomina sobre cualquier otra regla de la Comisión, incluida la moratoria y los santuarios. El Artículo VIII además requiere que los animales sean utilizados una vez recolectada la información científica.

Antes de 1982, cuando se acordó que la moratoria entraría en vigencia en 1986, más de 100 permisos fueron emitidos por varios gobiernos incluidos Canadá, Estados Unidos, URSS, Sudáfrica y Japón.

Revisión del Comité Científico

Desde que la ‘moratoria’ entró en efecto después de 1986, Japón, Noruega e Islandia han emitido permisos científicos como parte de sus programas de investigación. En años recientes, sólo Japón e Islandia han emitido permisos. Las discusiones recientes se han centrado en acusaciones de que dichos permisos han sido emitidos como una forma de evadir la decisión de la moratoria; la respuesta a estas acusaciones ha sido que las capturas son esenciales para obtener la información necesaria para un manejo racional y otras necesidades vitales para la investigación. Todos los permisos propuestos deben ser presentados para revisión del Comité Científico de acuerdo con las Guías emitidas por la Comisión, pero la responsabilidad final de su emisión corresponde al país miembro. El examen del Comité se concentra en los siguientes aspectos:

  1. si el permiso especifica adecuadamente el propósito, la metodología y las muestras a ser tomadas;
  2. si la investigación es esencial para un manejo racional, el trabajo del Comité Científico u otra necesidad de importancia crítica para la investigación;
  3. si la metodología y el tamaño de la muestra tienen probabilidad de proporcionar respuestas confiables a las preguntas propuestas;
  4. si las preguntas pueden ser contestadas utilizando métodos no letales de investigación;
  5. si las capturas tendrán un efecto adverso sobre el stock;
  6. si existe el potencial para que científicos de otras naciones participen en el programa de investigación.

El Comité Científico comprende alrededor de 200 científicos, algunos nominados por los gobiernos miembros y otros invitados especialmente por el Comité mismo. El Comité siempre incluye a los científicos que están proponiendo el permiso y la forma en que la revisión se lleva a cabo usualmente es que se identifican los comentarios de los proponentes y del resto del Comité. Como sería de esperar entre un grupo tan grande de científicos, la revisión de los permisos rara vez resulta en unanimidad a favor o en contra del mérito científico de la propuesta. Los informes publicados por el Comité Científico reflejan los acuerdos y desacuerdos del proceso de revisión, tanto de los permisos nuevos como de la continuación de los existentes.

Discusiones del Comité Científico

Existen varias preguntas de interpretación general que surgen de las Guías desarrolladas por la Comisión (ej., ¿Qué se considera ‘esencial’ para el manejo? ¿Qué se considera ‘confiable’? ¿Qué se considera como una necesidad ‘crítica’ para la investigación?), que aplican a la mayoría de las discusiones sobre los permisos de investigación. No existe consenso sobre las respuestas a éstas ni dentro de la Comisión ni en el Comité Científico. Asociada con estas preguntas se encuentra la discusión relacionada con técnicas letales versus no letales de investigación. Aunque ha habido un gran aumento en los tipos de información que se puede obtener de los métodos no letales de investigación como el muestreo por biopsia y la identificación fotográfica, algunos datos actualmente sólo se pueden obtener (por lo menos en el corto plazo) utilizando métodos letales. Éstos incluyen, por ejemplo, la edad del animal (que se obtiene del cerumen) y el estado y la historia reproductiva de las hembras (que se obtiene de los ovarios). Esta información es importante, entre otros, para cualquier consideración de los parámetros biológicos (ej., tasas de mortalidad y de reproducción) y para la interpretación de los niveles de contaminantes. La pregunta difícil entonces es si las respuestas que se obtienen utilizando estos datos son ‘esenciales’, ‘suficientemente confiables’ o ‘críticas’. Esto requiere de un juicio puramente científico.

El nuevo proceso de revisión del Comité Científico

Para mejorar el proceso de revisión tanto de los nuevos permisos propuestos como del examen periódico de los resultados de programas en ejecución o ya terminados, en 2009 el Comité propuso un nuevo enfoque que fue aceptado por la Comisión. El cambio principal se relaciona con el examen inicial de una nueva propuesta, o con la revisión interina y final de los programas de permisos en un pequeño taller de especialistas con un número ‘limitado pero adecuado’ de expertos invitados (el ‘Panel’), quienes podrían o no ser miembros actuales del Comité Científico. Además del Panel, un número limitado de científicos asociados con la propuesta puede asistir al taller como asesores, principalmente para presentar la propuesta y contestar puntos de aclaración, pero no puede participar en las discusiones del Panel. La manera práctica en la que esto se aplicó en la primera reunión de este proceso (una revisión del programa JARPNII actualmente en ejecución) fue que los proponentes hicieron presentaciones breves de sus documentos al Panel en la sesión de la mañana y contestaron preguntas de aclaración; durante el resto del día, el Panel quedó solo para discutir los resultados y elaborar su informe. Los detalles del proceso se pueden encontrar AQUÍ.

El reporte completo del reciente taller del panel de expertos se puede encontrar AQUÍ. Una presentación en PowerPoint que resume los resultados de las discusiones del Panel se puede encontrar AQUÍ.

Revisión de la Comisión

Aunque la Comisión no puede interferir con el derecho de un país miembro de emitir un permiso, sí puede comentar sobre el permiso, luego de recibir el informe del Comité Científico. En años recientes, la Comisión ha aprobado una serie de Resoluciones solicitando a los gobiernos que se abstengan de emitir permisos científicos. Estas discusiones por lo general son contenciosas y las Resoluciones han sido aprobadas por mayorías relativamente pequeñas (ver abajo).

PermisoS científicos ESPECÍFICOS RECIENTES

(Oprima AQUÍ para ver una lista de las capturas bajo permisos especiales desde la entrada en vigencia de la moratoria).

JAPÓN

Japón ha emitido permisos científicos en cada uno de los años recientes. Para este año, los permisos son para el programa JARPA II (850±10% rorcuales de minke del Antártico, 50 ballenas de aleta y 50 ballenas jorobadas) y el programa JARPN II (340 minkes, 50 Brydes, 100 sei y 10 cachalotes). A continuación se describen los detalles.

La temporada 2004/05 en el Antártico fue el año final del programa 'JARPA' que duró 16 años, luego de un estudio de factibilidad de 2 años. Luego de la terminación del programa JARPA, Japón inició el programa JARPA II, inicialmente como un estudio de factibilidad de 2 años,  para 850±10% rorcuales de minke y 10 ballenas de aleta en el Antártico. Este año comenzó el programa JARPA II en toda su extensión y el permiso actual (2009/10) es para 850±10% rorcuales de minke del Antártico, 50 ballenas de aleta y 50 ballenas jorobadas.

Luego de terminado el programa JARPN en el Pacífico Norte, Japón inició el programa JARPN II, inicialmente como un estudio de factibilidad de 2 años,  para 100 rorcuales comunes de minke, 50 ballenas de Bryde y 10 cachalotes en el Pacífico Norte occidental.

ANTÁRTICO (1) - JARPA

La temporada 2004/05 en el Antártico fue el último de los 16 años del programa 'JARPA' que siguió a un estudio de factibilidad de 2 años.

Los objetivos declarados del programa eran:

  1. estimar los parámetros biológicos (especialmente la tasa de mortalidad natural) para mejorar el manejo;
  2. elucidar la estructura de los stocks para mejorar el manejo;
  3. examinar el rol de las ballenas en el ecosistema del Antártico;
  4. examinar el efecto de los cambios ambientales sobre los cetáceos.

La actividad de investigación combinaba la captura letal aleatoria (400±10% rorcuales de minke cada año) con transectos de línea de los censos de avistamiento concurrentes. Las operaciones se alternaban cada año entre el Área IV + Área IIIE (35°E-130°E) y el Área V + Área VIO (130°E-145°O). las estimaciones de población acordadas más recientemente de censos independientes son para el Área IV en 1988/89 (74.700; intervalo de confianza del 95% de 45.000 – 123.000) y el Área V en 1985/86 (294.600; IC del 95% de 225.000 – 386.000). Sin embargo, hasta que se realice una reevaluación mayor en los siguientes 1 o 2 años, el Comité concuerda en que cuenta actualmente con las mejores estimaciones para los rorcuales de minke del Hemisferio Sur, haciendo notar que en algunas áreas las estimaciones podrían ser apreciablemente menores.

Revisión del Comité Científico

Revisión de medio período (1997)

Además de su revisión anual de los resultados proporcionados para las capturas bajo permiso, el Comité realizó un examen mayor del programa (a la mitad de su ejecución) en un taller celebrado en 1997. Éste fue publicado en 1998 en los Informes de la Comisión Ballenera Internacional 48: 377 – 412 y una copia en PDF se puede encontrar AQUÍ (3Mb).

El Comité Científico identificó varias áreas de trabajo futuro pero consideró que, en principio, ninguno de los problemas identificados de muestreo y de identidad de los stocks debería evitar que el programa alcanzara los objetivos declarados con respecto a la estimación de parámetros biológicos. La mayoría de los miembros opinó que estas estimaciones tienen niveles razonables de precisión, aunque algunos opinaron que era demasiado temprano para comentar sobre los niveles probables de precisión. El Comité además comentó que el programa está aportando información que ha llevado a un aumento sustantivo en el conocimiento de la estructura de los stocks, aunque se requiere de más trabajo; hubo desacuerdo acerca de la necesidad de utilizar métodos letales de investigación para contestar las preguntas relacionadas con la identidad de los stocks.

El Comité también hizo notar que el programa está contribuyendo información útil acerca del rol de los rorcuales de minke en el ecosistema del Antártico, en particular la información sobre alimentación y energética, así como información relevante para el trabajo del Comité en estudios de contaminación y el efecto de los cambios ambientales sobre los cetáceos.

El Comité Científico concluyó que este era un programa a largo plazo que al momento de la revisión de 1997 sólo había llegado a la mitad. En varios casos, por lo tanto, se podía decir que el programa había preparado el terreno para contestar preguntas relacionadas con los cambios en las poblaciones a largo plazo. El Comité también señaló que aunque los resultados de JARPA no eran requeridos para manejo bajo el Procedimiento Revisado de Manejo (RMP), tenían el potencial de mejorarlo de las siguientes maneras: (1) reducción del número actual de escenarios plausibles considerados en las Pruebas de Simulación de Implementación del RMP; y (2) identificación de nuevos escenarios para los cuales habrá que desarrollar Pruebas de Simulación de Implementación en el futuro (ej., el componente temporal de la estructura del stock). Los resultados de los análisis de JARPA podrían permitir un incremento de la captura total permisible de rorcuales de minke en el hemisferio sur sin aumentar el riesgo de agotamiento por encima del nivel indicado por las Pruebas de Simulación de Implementación existentes para estos rorcuales de minke.

Revisión Final (2007)

Se convocó una reunión entre sesiones para examinar los resultados del programa de investigación JARPA en Tokio en diciembre de 2006. El reporte del taller de revisión de JARPA fue publicado en un suplemento del Journal en 2008 y se puede descargar AQUÍ (pdf 1Mb), mientras que una copia de las conclusiones se puede encontrar AQUÍ.  A continuación un resumen del taller.

Se ha recopilado una cantidad considerable de datos del programa JARPA, tanto de métodos letales como no letales, pero hubo desacuerdo en el taller con respecto a los análisis presentados y la interpretación de algunos de estos datos. Se hicieron recomendaciones para análisis adicionales. Ha habido grandes avances en analizar la abundancia y las tendencias de los rorcuales de minke del Antártico y, siempre y cuando siga las recomendaciones del taller, el Comité podría acordar estimaciones, aunque los intervalos de confianza son amplios y probablemente impedirán la disponibilidad de información sobre tendencias. Para ballenas jorobadas, las estimaciones de abundancia son un buen avance para producir estimaciones de abundancia aceptables.

Se ha realizado una cantidad considerable de trabajo sobre estructura de la población desde la revisión de medio período realizada en 1997 (IWC, 1998). Se acordó que existen al menos dos stocks de rorcuales de minke del Antártico presentes en el área de investigación de JARPA y se sugirió un área de transición entre 150° y 165°E. Los datos no apoyan las áreas actuales de manejo de la CBI para rorcuales de minke del Antártico. Muestras de las áreas  de reproducción facilitarían mucho estos análisis y es posible que se requieran para resolver asuntos relativos a la estructura y las mezclas de los stocks dentro del área de investigación de JARPA.

El principal objetivo inicial de JARPA era estimar la mortalidad natural. Sin embargo, los límites de confianza relacionados con la estimación actual abarcaron un espectro tan amplio que este parámetro es aún desconocido. Tasas más precisas de estimación de mortalidad natural dependen del uso de datos comerciales de captura a edad, pero todavía hay problemas sin resolver con esos datos.  

El Comité dio la bienvenida al trabajo oceanográfico y relacionado con krill realizado desde el taller de 1997. El Comité también reconoció que el programa JARPA había recolectado una cantidad considerable de datos relevantes a temas relacionados con condición corporal y alimentación. Por otro lado, es claro que la naturaleza de los análisis presentados en la revisión de JARPA significa que se ha avanzado relativamente poco en estudiar el rol de los rorcuales de minke del Antártico en el ecosistema. Sin embargo, varios análisis más refinados se presentaron y discutieron en la reunión de Anchorage.

Los niveles de metales tóxicos y organoclorados fueron comparados con los de las ballenas del hemisferio norte.

En conclusión, el Comité estuvo de acuerdo con la posición del taller de 1997 que expresaba que ‘Los resultados del programa JARPA, aunque no son requeridos para manejo bajo el RMP, tienen el potencial de mejorar el manejo de los rorcuales de minke en el hemisferio sur’ de varias maneras. Como ha sido el caso con discusiones anteriores del Comité sobre los méritos respectivos de la metodología letal y no letal, no fue posible alcanzar un consenso entre los participantes.

Revisión de la Comisión

Durante la discusión de estos permisos en la Comisión, se mencionó el factor adicional de que las capturas ocurren dentro del Santuario del Océano Austral declarado por la CBI en 1994 (al cual Japón presentó una objeción con respecto a los rorcuales de minke). Si un Santuario está establecido, se puede argumentar que la información para mejorar el manejo de la caza ballenera en esa región es innecesaria. En muchas ocasiones la Comisión (por voto de mayoría), ha aprobado una Resolución instando a Japón a no emitir permisos para estas capturas.

Antártico (2) – JARPA II

Un nuevo programa a gran escala en el Antártico (llamado JARPA II) comenzó durante el verano austral de 2005/06. Las primeras dos temporadas fueron estudios de factibilidad. Los objetivos de JARPA II difieren de los de JARPA y Japón los define de la siguiente manera:

  1. monitoreo del ecosistema del Antártico;
  2. modelamiento de la competencia entre especies de ballenas y desarrollo de futuros objetivos de manejo;
  3. elucidación de cambios temporales y espaciales en la estructura de los stocks;
  4. mejorar el procedimiento de manejo de los stocks de rorcual de minke del Antártico.

JARPA II se enfoca en rorcuales de minke, ballenas jorobadas y ballenas de aleta del Antártico y posiblemente en otras especies de ese ecosistema que son depredadores mayores de krill en el Antártico. Durante el estudio de factibilidad de 2 años, un máximo de 850±10% rorcuales de minke del Antártico y diez ballenas de aleta fueron capturadas y muestreadas cada temporada. El tamaño de la muestra anual para la investigación propuesta a gran escala (muestreo letal) es de 850 (con una tolerancia del 10%) rorcuales de minke del Antártico (stocks del Océano Índico oriental y Pacífico Sur occidental), 50 ballenas jorobadas (stocks D y E) y 50 ballenas de aleta (stocks del Océano Índico y Pacífico Sur occidental). No se capturaron ballenas jorobadas durante el estudio de factibilidad. Los métodos de investigación de cetáceos para JARPA II son similares a los de JARPA. El programa también incluye técnicas no letales de investigación como censos de avistamiento, muestreo de biopsias, censos acústicos de especies presa y recolección de datos oceanográficos. 

En la Reunión Anual de 2007 hubo desacuerdo considerable sobre el valor de esta investigación tanto en el Comité Científico como en la Comisión. A igual que en años anteriores, hubo grandes desacuerdos dentro del Comité con respecto a la asesoría a ser provista sobre varios temas, incluidos: la relevancia de la investigación propuesta para el manejo, tamaño apropiado de la muestra y aplicabilidad de métodos alternativos (no letales) de investigación.

En 2005 se aprobó (30 votos a 27 votos con 1 abstención) una Resolución que instaba firmemente al Gobierno de Japón a retirar su propuesta para JARPA II o revisarla para que cualquier información necesaria para cumplir con los objetivos declarados de la propuesta fuera obtenida utilizando métodos no letales. Japón retiró un proyecto de resolución a favor de los programas de investigación.

En 2007 la Comisión aprobó una Resolución solicitando a Japón que se abstuviera de emitir permiso para JARPA II por 40 votos a favor, 2 votos en contra y 1 abstención; 27 países decidieron no participar en la votación, ya que consideraban que la presentación de la propuesta no era conducente a construir puentes dentro de la Comisión.

Estado actual

El estudio de factibilidad de 2 años ya se completó y Japón emitió permisos para 2007/08, 2008/09 y 2009/10.

Pacífico Norte (1) - JARPN

Japón llevó a cabo un programa de investigación por permiso (100 rorcuales de minke por año) en el Pacífico Norte occidental en el período 1994-99, conocido como JARPN. Los objetivos principales del programa fueron aclarar preguntas sobre la identidad del stock para mejorar el diseño de las Pruebas de Simulación de Implementación del RMP en el Pacífico Norte y servir como estudio de factibilidad para el desarrollo de un programa sobre ecología de alimentación. El Comité examinó los resultados de este programa en un taller realizado en febrero de 2000 y el informe fue publicado en el volumen 5 del suplemento del Journal of Cetacean Research and Management 2001. El Comité acordó que la información obtenida era útil para el manejo, ya que había sido y continuará siendo utilizada en el refinamiento de las Pruebas de Simulación de Implementación para rorcual común de minke del Pacífico Norte. No se alcanzó un consenso sobre si los resultados pudieron haber sido obtenidos utilizando técnicas no letales de investigación dentro de un período de tiempo apropiado.

Pacífico Norte (2) - JARPN II

En la Reunión Anual de 2000, el Gobierno de Japón presentó una extensa propuesta nueva llamada ‘Plan de Investigación para Estudios de Cetáceos en el Pacífico Norte Occidental bajo Permiso Especial (JARPN II) – Plan de Estudio de Factibilidad para 2000 y 2001’. Contemplaba que 100 rorcuales comunes de minke, 50 rorcuales de Bryde y 10 cachalotes podrían ser muestreados cada año. El objetivo declarado del programa era obtener información para contribuir a la conservación y el uso sostenible de los recursos marinos vivos (incluidas las ballenas) en el Pacífico Norte occidental. Incluye sub-proyectos sobre:

  1. ecología de alimentación (incluyendo consumo de presas y preferencias de los cetáceos, así como modelamiento del ecosistema);
  2. estructura de los stocks;
  3. efectos ambientales sobre los cetáceos y el ecosistema marino.

En 2002, luego de completar el estudio de factibilidad, Japón presentó una propuesta para un programa completo de investigación a largo plazo dirigido principalmente a la ecología de alimentación en el contexto de contribuir a la ‘conservación y el uso sostenible de los recursos marinos vivos en el Pacífico Norte occidental, especialmente dentro de la Zona Económica Exclusiva de Japón’. El programa de 2008 proponía la captura de 340 rorcuales de minke, 50 rorcuales de Bryde, 100 ballenas sei y 10 cachalotes en el Pacífico Norte occidental.

La estimación de población más reciente de rorcual común de minke en el Pacífico Norte occidental y el Mar de Okhotsk es de aproximadamente 25.000 (95% IC 12.800- 48.600). Una estimación preliminar de abundancia para rorcual de Bryde del Pacífico Norte occidental es de alrededor de 22.000 (95% IC 15.000 – 32.600). No existen estimaciones de abundancia acordadas por la CBI para ballenas sei ni cachalotes del Pacífico Norte.

Los reportes de las discusiones del Comité, primero sobre el estudio de factibilidad y después del programa completo (disponibles en la oficina de la CBI) fueron publicados en los suplementos del Journal of Cetacean Research and Management en junio de 2001 y abril de 2003. Hubo mucho desacuerdo dentro del Comité sobre la mayoría de los aspectos de este programa de investigación, incluidos los objetivos, la metodología, la probabilidad de éxito y el efecto sobre los stocks. (Oprima AQUÍ para más detalles sobre estas discusiones).

En 2000, la Comisión adoptó por mayoría una Resolución instando firmemente a Japón a reconsiderar la emisión del permiso. Adoptó una Resolución similar en 2001. Una Resolución adicional se aprobó en 2003 (24 a favor, 21 en contra y 1 abstención).

El examen más reciente del programa JARPN II ocurrió en enero de 2009. Fue realizada por un panel de expertos bajo las nuevas guías. El informe completo del panel se puede encontrar AQUÍ. Una presentación en PowerPoint que resume los resultados de las discusiones del panel se puede encontrar AQUÍ.

ISLANDIA

El programa de investigación de Islandia sobre rorcual común de minke en aguas islandesas continuó en 2007.

El objetivo general declarado del programa de investigación era aumentar la comprensión de la biología y la ecología de alimentación de especies importantes de cetáceos en aguas islandesas para mejorar el manejo de los recursos marinos vivos basado en el enfoque de ecosistema. Mientras que la intención del programa es fortalecer la base para la conservación y el uso sostenible de los cetáceos, otra intención adicional es hacer una contribución al manejo multiespecífico de los recursos vivos en aguas islandesas.

Este programa de investigación tiene múltiples objetivos específicos entre los cuales difiere el orden de prioridad entre las especies de ballenas. Para los rorcuales comunes de minke, el objetivo específico principal es aumentar el conocimiento sobre la ecología de alimentación de las especies en aguas islandesas. Para las ballenas de aleta y sei, el objetivo específico principal es el estudio de parámetros biológicos durante el aumento aparente del tamaño de las poblaciones en décadas recientes. Estos objetivos sirven de base para el tamaño propuesto de la muestra. Otros objetivos importantes de la investigación incluyen estudios de la estructura de las poblaciones, contaminantes, parásitos y patógenos, así como la aplicabilidad de métodos no letales.

En 2007, 39 rorcuales comunes de minke fueron capturados bajo permiso especial de conformidad con la propuesta de investigación original. Un total de 200 rorcuales comunes de minke han sido capturados desde el inicio del programa de investigación en 2003, por lo que la captura propuesta originalmente de 200 minke bajo el programa de investigación ya se completó. Las autoridades de Islandia no han tomado una decisión respecto a la implementación de la parte del programa relacionada con las ballenas de aleta y sei. De nuevo, al igual que el pasado, se expresaron diferentes puntos de vista en el Comité Científico sobre el valor de esta investigación.

La Comisión aprobó una Resolución relevante a este programa en 2003 (24 a favor, 21 en contra y 1 abstención).

NotAs y Detalles:

ARTÍCULO VIII, Párrafos 1-3

1. No obstante lo dispuesto en el presente Convenio, cualquier Gobierno Contratante podrá conceder a sus nacionales un permiso especial que le autorice para matar, capturar y tratar ballenas a efectos de investigación científica, con sujeción a las restricciones en cuanto al número, así como a las demás condiciones que el Gobierno Contratante estime apropiadas; y la muerte, captura y tratamiento de ballenas con arreglo a lo dispuesto en el presente artículo, no quedarán afectados por la aplicación del presente Convenio. Cada uno de los Gobiernos Contratantes pondrá inmediatamente en conocimiento de la Comisión todas las autorizaciones de este tipo que hubiere concedido. Cada Gobierno Contratante podrá retirar cualquiera de dichos permisos especiales concedidos por él.

2. En la medida de lo posible, las ballenas capturadas en virtud de dichos permisos especiales, así como sus productos, se tratarán con arreglo a directrices dictadas por el Gobierno que otorgó el permiso.

3. Cada uno de los Gobiernos Contratantes transmitirá, en la medida de lo posible, al Organismo que la Comisión designe, y a intervalos no superiores a un año, la información científica de que disponga dicho Gobierno en materia de ballenas y en lo referente a la pesca de la ballena, incluidos los resultados de la investigación practicada con arreglo al párrafo primero del presente artículo y al artículo IV.

GuÍAS PARA EXAMINAR LAS PROPUESTAS DE permisoS científicoS

En 2008 la Comisión acordó un nuevo procedimiento para examinar las propuestas de permisos científicos y los resultados de investigación de los permisos existentes y completados. La característica clave del proceso es la celebración de un taller de especialistas para examinar las propuestas y resultados de permisos científicos. A continuación los detalles del nuevo proceso.

La Comisión acordó que el examen de JARPN II sería la primera prueba de este procedimiento y que el texto podría ajustarse con base en la experiencia obtenida de ese examen. A la luz del proceso actual relacionado con el futuro de la CBI, el procedimiento acordado podría estar sujeto a cambios de acuerdo a cualquier decisión de la Comisión sobre el uso del Artículo VIII de la Convención. El Comité no discutirá los resultados de permisos activos en los años entre las revisiones periódicas; en su lugar, simplemente tomará nota de los cortos informes anuales presentados por los países que operan la investigación científica.

I. Presentación de propuestas

Las nuevas propuestas deben ser presentadas al Presidente del Comité Científico al menos seis meses antes de la Reunión Anual en la cual van a ser discutidas, siguiendo la pro forma proporcionada por Secretaría. Los proponentes pueden solicitar que la propuesta sea considerada confidencial. La propuesta debe ser estructurada como se indica a continuación.

A. Objetivos

Los objetivos deberán:

  1. estar cuantificados hasta el grado posible;
  2. estar clasificados en dos o tres categorías, según sea el caso: ‘primario’, ‘secundario’ y ‘auxiliar’;
  3. incluir una declaración para cada propuesta primaria con respecto a si requiere muestreo letal, métodos no letales o una combinación de ambos;
  4. incluir una breve declaración del valor de al menos cada objetivo primario en el contexto de las siguientes tres categorías amplias de objetivos -
    1.                       i.        mejorar la conservación y el manejo de las poblaciones de ballenas,
    2.                      ii.        mejorar la conservación y el manejo de otros recursos marinos vivos o del ecosistema del cual las poblaciones de ballenas son parte integral y/o,
    3.                     iii.        probar hipótesis no relacionadas directamente con el manejo de recursos marinos vivos;
  5. incluir, en particular para 4i y 4ii, al menos para cada objetivo primario, la contribución que hace a, entre otros -
    1.                       i.        recomendaciones anteriores del Comité Científico;
    2.                      ii.        la terminación de la Evaluación Integral o evaluaciones profundas en ejecución o que se espera ocurran en el futuro;
    3.                     iii.        la realización de Implementaciones o Revisiones de Implementación de RMP o AWMP;
    4.                     iv.        mejorar la comprensión de otros temas prioritarios identificados en las Reglas de Procedimiento del Comité Científico;  
    5.                      v.        recomendaciones de otras organizaciones intergubernamentales.

B. Métodos para tratar los objetivos

  1. métodos de campo, incluidos:
  2.                      i.         especie, número (y ver (C) abajo), plazo, área;
    1.                      ii.        protocolo de muestreo para aspectos letales de la propuesta;
    2.                     iii.        una evaluación de por qué se considera que los métodos no letales, métodos asociados con cualquier operación comercial de caza de ballenas o análisis de datos anteriores  son insuficientes;

2.    métodos de laboratorio;

3.    métodos analíticos, incluidas estimaciones de poder estadístico, según sea apropiado;

4.    plazo con metas intermedias.

C. Evaluación de efectos potenciales de las capturas sobre los stocks involucrados

  1. un resumen de lo que se conoce acerca de la estructura de los stocks en el área de interés;
  2. la abundancia estimada de la especie o especies, incluidos los métodos utilizados y una evaluación de la incertidumbre, con una nota que indique si las estimaciones han sido consideradas previamente por el Comité Científico;
  3. presentación de los resultados de un estudio de simulación sobre los efectos de la captura con permiso sobre el stock que tome en consideración incertidumbre y proyectos (1) para la duración esperada del permiso (es decir, n años); (2) para situaciones en las que se asume que el proyecto continúe por (a) n años adicionales, (b) 2n años adicionales; y (c) algún  período de años mayor desde el inicio de la propuesta. 

D. Una nota sobre las disposiciones de investigación cooperativa

  1. estudios de campo;
  2. estudios analíticos.

E. Una lista de los científicos propuestos para el taller de revisión entre sesiones.  

II. El proceso de revisión

A. Taller de especialistas entre sesiones

La revisión inicial de una propuesta nueva, o las revisiones interinas o finales, deberán realizarse en un pequeño taller de especialistas con un número limitado pero adecuado de expertos invitados (quienes podrían o no ser miembros actuales del Comité Científico). Un número limitado de científicos asociados con la propuesta podrá asistir al taller en calidad de asesores, principalmente para presentar la propuesta y contestar puntos de aclaración. Es importante que la composición del grupo de especialistas se considere equilibrada y justa. La selección de expertos será realizada por el Presidente, Vicepresidente y Jefe de Ciencia en conjunto con un Grupo Permanente de Dirección (SSG) establecido por el Presidente en la Reunión Anual, con especial énfasis en los métodos de campo y analíticos presentados en la propuesta y una estimación del efecto de las capturas sobre el(los) stock(s). El SSG será seleccionado por el Presidente, Vicepresidente y Jefe de Ciencia, de tal manera que representes una gama apropiada de experiencia y experticia dentro del Comité Científico. El proceso de selección para el grupo de especialistas deberá realizarse de la manera descrita a continuación. El cronograma de eventos para el proceso de revisión se muestra en la tabla.  

B. Procedimiento para la revisión de propuestas nuevas

El Presidente deberá circular la propuesta al Vicepresidente, Jefe de Ciencia y SSG, normalmente en la semana siguiente a su recepción.

  1. El SSG examinará la propuesta y en particular los métodos de campo y analíticos y, normalmente dentro de las 2 semanas siguientes, sugerirá nombres para consideración para el grupo de especialistas (si estos expertos no son miembros del Comité, se deberá incluir una explicación de su selección) y estas sugerencias estarán disponibles a todos los miembros del SSG.
  2. El Presidente, Vicepresidente y Jefe de Ciencia desarrollarán una propuesta de lista final (con expertos de reserva) para consideración del SSG en las siguientes 2 semanas y comenzarán el proceso de establecer la fecha y sede del taller, tomando en consideración la disponibilidad de los expertos propuestos y los científicos asociados con la propuesta.
  3. El SSG enviará comentarios finales en 1 semana.
  4. El Presidente, Vicepresidente y Jefe de Ciencia acordarán una lista final (con reservas); la propuesta (con una nota relacionada con cualquier restricción) será enviada a los expertos y reservas seleccionados - el proceso hasta el momento habría tomado como 6 semanas desde la recepción de la propuesta.

El taller se celebrará al menos 100 días antes de la Reunión Anual. Además de los expertos seleccionados, deberá incluir al menos uno entre el Presidente, Vicepresidente y Jefe de Ciencia, quien deberá presidir el taller.

C. Términos de referencia del taller de especialistas para revisión de nuevas propuestas

El objetivo principal del taller de especialistas será examinar la propuesta a la luz de los objetivos declarados, de acuerdo con las guías de la pro forma provista por la Secretaría. En particular, el taller deberá:

  1. comentar brevemente sobre la importancia percibida de los objetivos primarios declarados desde una perspectiva científica y para fines de conservación y manejo, haciendo notar en particular su relevancia para el trabajo del Comité Científico;
  2. proveer asesoría y sugerencias sobre los componentes del programa que podrían lograrse utilizando métodos no letales incluidos, según sea apropiado, análisis de poder y períodos;
  3. determinar si es probable que los métodos de campo y analíticos propuestos logren los objetivos cuantificados declarados dentro del período propuesto, comentando sobre el tamaño de la muestra y el período propuesto, según sea apropiado;
  4. proveer asesoría sobre los efectos probables de las capturas sobre el stock o stocks involucrados bajo los diferentes escenarios de duración del programa – esto incluirá, entro otros, el examen de las estimaciones de abundancia presentadas y podría involucrar un análisis diferente al contenido en la propuesta original, incluidos supuestos de que las propuestas para permisos cortos puedan proyectarse hacia el futuro;
  5. examinar las metas intermedias propuestas y sugerir cuándo se debería llevar a cabo la revisión o revisiones intermedias.

D. Procedimientos para revisiones periódicas y finales

Para investigación continua sin un año final definido, se deberá realizar una revisión periódica de conformidad con la asesoría provista bajo el punto (5) del taller para examinar nuevas propuestas o la asesoría de un taller de revisión periódica, tomando en consideración la disponibilidad de los proponentes. La revisión final deberá realizarse a más tardar tres años después de la captura final bajo permiso especial. Las revisiones periódicas y finales deberán basarse en los documentos presentados por los proponentes y otros miembros del Comité Científico seis meses antes de la Reunión Anual en la cual se debe presentar el informe del taller. La información sobre los métodos analíticos que probablemente serán utilizados en documentos presentados al taller que pudieran asistir con la selección de expertos apropiados deberá ser circulada nueve meses antes de la Reunión Anual.

El Presidente deberá circular la información sobre los métodos analíticos al Vicepresidente, Jefe de Ciencia y SSG, normalmente dentro de la semana siguiente a la recepción.

  1. El SSG deberá examinar la información disponible sobre los métodos analíticos y de campo y, normalmente dentro de las 2 semanas siguientes, sugerirá nombres para consideración para el taller de especialistas (si estos expertos no son miembros del Comité, se deberá incluir una explicación de su selección) y estas sugerencias estarán disponibles a todos los miembros del SSG.
  2. El Presidente, Vicepresidente y Jefe de Ciencia desarrollarán una propuesta de lista final (con expertos de reserva) para consideración del SSG en las siguientes 2 semanas y comenzarán el proceso de establecer la fecha y sede del taller, tomando en consideración la disponibilidad de los expertos propuestos y los científicos asociados con la propuesta.
  3. El SSG enviará comentarios finales en 1 semana.
  4. El Presidente, Vicepresidente y Jefe de Ciencia acordarán una lista final (con reservas); la propuesta (con una nota relacionada con cualquier restricción) será enviada a los expertos y reservas seleccionados - el proceso hasta el momento habría tomado como 6 semanas desde la recepción de la información sobre métodos analíticos.
  5. Los documentos completos deberán ser circulados a más tardar 6 meses antes de la Reunión Anual.
  6. Las respuestas a esos documentos deberán ser presentadas al menos 1 mes antes del taller.

El taller se celebrará al menos 100 días antes de la Reunión Anual. Además de los expertos seleccionados, deberá incluir al menos uno entre el Presidente, Vicepresidente y Jefe de Ciencia, quien deberá presidir el taller.

E. Disponibilidad de datos relevantes a una revisión periódica o final

Las solicitudes de acceso a los datos para los propósitos de una revisión periódica o final deberán seguir el abordaje recomendado en el Procedimiento B del Acuerdo de Disponibilidad de Datos del CC de la CBI. Para los datos provistos bajo el ADD, las condiciones para los solicitantes de datos están contenidas en el acuerdo. Las solicitudes hechas por miembros del Comité Científico y otros participantes del taller de especialistas deberán ser consideradas prontamente y normalmente aceptadas dentro de las dos semanas siguientes a la solicitud.

F. Términos de referencia del taller de especialistas para revisión periódica y final

El objetivo principal del taller de especialistas será examinar los aspectos científicos de la investigación bajo permisos especiales a la luz de los objetivos declarados, de acuerdo con las guías de la pro forma provista por la Secretaría. En particular, el taller de especialistas deberá evaluar:

  1. qué tan bien se han cumplido los objetivos iniciales o revisados de la investigación;
  2. otras contribuciones a las necesidades importantes de investigación;
  3. la relación de la investigación con resoluciones e investigaciones relevantes de la CBI, incluidas las relacionadas con el ecosistema marino respectivo, los cambios ambientales y su impacto sobre los cetáceos y las revisiones del Comité de la investigación bajo permiso especial;
  4. la utilidad de las técnicas letales utilizadas por el programa de permiso especial comparada con técnicas no letales; y  
  5. en el caso de una revisión periódica, proveer asesoría sobre:
    1.                       i.        métodos prácticos y analíticos, incluidos métodos no letales, que puedan mejorar la investigación relativa a los objetivos declarados;
    2.                      ii.        tamaños de muestra apropiados para cumplir con los objetivos declarados, especialmente si se sugieren nuevos métodos bajo el punto (i);
    3.                     iii.        efectos sobre los stocks a la luz del nuevo conocimiento sobre el estado de los stocks;
    4.                     iv.        cuándo debería realizarse una revisión posterior, en el caso de programas en ejecución.

Informes de talleres (aplica a propuestas nuevas, revisiones periódicas y revisiones finales)

El Presidente es responsable del nivel y la naturaleza de la participación de los científicos involucrados en la propuesta, quienes deberán limitarse a (1) proveer información a los expertos invitados en adición a la contenida en la propuesta o en los resultados de investigación, y (2) contestar las preguntas de los expertos invitados. El grupo de especialistas deberá intentar llegar a un consenso sobre los temas individuales mencionados arriba, pero si esto no fuera posible, la razón del desacuerdo deberá ser claramente explicada en el informe del taller. El informe final deberá estar terminado al menos 80 días antes de la Reunión Anual y será puesto a disposición de los proponentes.

Circulación al Comité Científico

La propuesta original de permiso especial o los documentos originales de los resultados de investigación bajo permiso especial en ejecución o completada, el informe del taller de especialistas y cualquier propuesta revisada de permiso (siguiendo el protocolo acordado), o cualquier resultado revisado del Gobierno Contratante, deberán ser presentados a los miembros del Comité Científico a más tardar 40 días antes de la Reunión Anual. La propuesta revisada o los resultados revisados, deberán también ser presentados a los miembros del grupo de especialistas y éstos serán invitados a presentar comentarios conjuntos o individuales sobre esa revisión a la Reunión Anual.

Discusión en el Comité Científico

El informe del taller de especialistas será discutido pero no enmendado por el Comité Científico. Los comentarios del Comité Científico serán incluidos en el informe del Comité Científico. La propuesta original y cualquier propuesta revisada, el informe del taller de especialistas (y comentarios subsiguientes sobre cualquier propuesta revisada) y el informe del Comité Científico serán entonces presentados a la Comisión y estarán disponibles al público a la apertura de la Reunión Anual de la CBI.

CRONOGRAMA DE EVENTOS PARA MEJORAR EL PROCESO DE REVISIÓN

La tabla muestra un cronograma esquemático de eventos en el proceso del Comité Científico de (a) examinar propuestas de permisos especiales; y (b) revisiones periódicas de los resultados de investigación bajo permiso científico en ejecución y los resultados finales de la investigación concluida bajo permiso especial. Las fechas mostradas en las tablas son para fines ilustrativos solamente, asumiendo una Reunión Anual que comience el 1 de junio.

(a) Revisión de propuestas de permiso especial

Cronograma de eventos

Recepción de propuesta de permiso especial

>6 meses antes de Reunión Anual (1 diciembre)

Distribución de propuesta a Vicepresidente, Jefe de Ciencia y SSG

1 semana

SSG sugiere nombres para el taller de especialistas

2 semanas

Presidente, Vicepresidente y Jefe de Ciencia elaboran lista de especialistas y reservas

2 semanas

Comentarios finales de SSG

1 semana

Invitación y documentos a especialistas

1 semana

Celebración de taller

>100 días antes de Reunión Anual (23 febrero)

Informe final del taller disponible a los proponentes

> 80 días antes de Reunión Anual

Distribución de los documentos de resultados, informe del taller y comentarios de los proponentes al Comité Científico

> 40 días antes de Reunión Anual

Discusión y presentación de documentos a la Comisión

Reunión Anual (1 junio)

(b) Revisiones periódicas y finales

Cronograma de eventos

Información sobre métodos analíticos probables usados en los documentos del taller

 9 meses antes de Reunión Anual (1 setiembre)

Distribución de propuesta a Vicepresidente, Jefe de Ciencia y SSG

1 semana

SSG sugiere nombres para el taller de especialistas

2 semanas

Presidente, Vicepresidente y Jefe de Ciencia elaboran lista de especialistas y reservas

2 semanas

Comentarios finales de SSG

1 semana

Invitación y documentos a especialistas

1 semana

Recepción y circulación de resultados/documentos de revisión de investigación bajo permiso especial

>6 meses antes de Reunión Anual (1 diciembre)

Celebración de taller

>100 días antes de Reunión Anual (23 febrero)

Informe final del taller disponible a los proponentes

> 80 días antes de Reunión Anual

Distribución de los documentos de resultados, informe del taller y comentarios de los proponentes al Comité Científico

> 40 días antes de Reunión Anual

Discusión y presentación de documentos a la Comisión

Reunión Anual (1 junio)

 

DISCUSIONES DEL Comité Científico SOBRE PERMISOS EN EL Pacífico Norte

(1) Estudio de factibilidad

Algunos miembros expresaron preocupación de que la mayoría de los objetivos del programa no trataban temas de alta prioridad para el manejo racional de los stocks involucrados y no contribuirían significativamente a las necesidades de investigación identificadas por el Comité. Aunque el objetivo primario de la propuesta (que se refería a depredadores superiores) era de naturaleza científica, opinaron que ninguno de los objetivos o sub-objetivos eran necesarios para el manejo de las especies de ballenas grandes capturadas.

En respuesta, otros miembros llamaron la atención a la ambiciosa naturaleza del programa. Opinaron que determinar el impacto de los cetáceos sobre los stocks de peces era urgente, lo que constituía una necesidad importante de investigación. También hicieron notar que la información sobre la estructura de los stocks de rorcual de minke del Pacífico Norte era relevante para las Pruebas de Simulación de Implementación.

Se expresó preocupación acerca de que con el tamaño de la muestra y los métodos propuestos, era poco probable que se cumplieran varios de los objetivos del programa, especialmente con respecto a los cachalotes. Se comentó que el abordaje de modelamiento del ecosistema estaba pobremente diseñado y que la precisión probable que cualquier información de pesquerías (tanto datos pasados como futuros)  era pobre.

En respuesta, otros miembros indicaron que esto era un estudio de factibilidad y que una de sus metas era investigar la metodología. Aceptaron que el desarrollo del modelo estaba en etapas tempranas, pero opinaron que construyendo sobre modelos desarrollados para otras regiones, el programa tenía el potencial de tratar asuntos de importancia fundamental. Expresaron que todos los aspectos del programa mejorarían conforme más datos estuvieran disponibles. Una vez más nuevo hubo desacuerdo sobre la cantidad de datos que se podría obtener utilizando técnicas no letales de investigación.

(2) Programa completo

La división de opiniones dentro del Comité fue bastante similar. En términos de la propuesta misma, se expresó preocupación acerca del diseño de la investigación y el hecho de que esta propuesta constituía un cambio significativo en la forma de utilizar la disposición sobre investigación del Artículo VIII, al no especificar un punto de terminación. Otros miembros dieron la bienvenida a la iniciativa de investigación JARPN II, indicando que trataba asuntos importantes para el Pacífico Norte occidental, así como para otras áreas.

Con respecto a los objetivos del programa, algunos miembros argumentaron que el objetivo relacionado con ecología de alimentación es relevante a los intereses de la CBI y que trata otras necesidades de investigación de importancia crítica. Otros señalaron que los supuestos inherentes en la propuesta sobre el objetivo eran demasiado simples y enfatizan indebidamente los efectos negativos directos de la depredación de los cetáceos por encima de los otros efectos potencialmente negativos y positivos sobre los recursos pesqueros y de los cetáceos entre sí. Por lo tanto, concluyeron que el objetivo, como estaba estructurado y propuesto, no era relevante a los intereses de la CBI.

Algunos miembros señalaron que mientras que el Comité ha identificado la contaminación como un tema prioritario, el objetivo relacionado con contaminación no se refiere a las metas específicas del proyecto CONTAMINACIÓN 2000+. Los proponentes argumentaron que la propuesta busca tratar metas más amplias, incluía la monitorización de los niveles a largo plazo. El Comité está de acuerdo en que este objetivo es relevante a los intereses de la CBI.

El objetivo de estructura de stocks está dirigido a aquellas especies para las cuales se está desarrollando una Implementación de RMP. El Comité Científico está de acuerdo en que este objetivo es relevante para los intereses de la CBI. Sin embargo, algunos miembros indicaron que, debido al diseño de la muestra, el programa JARPN II no obtendría resultados que cumplieran adecuadamente con este objetivo y expresaron desacuerdo con que el muestreo letal era necesario. Otros miembros se pronunciaron en contra de estas declaraciones.

En relación con la guía 5, algunos miembros mencionaron que aunque los tamaños de muestra para rorcuales de minke, Bryde y ballenas sei parecen apropiados para el período de al menos seis años, el tamaño de la muestra para cachalotes es menor del esperado para rendir resultados estadísticamente significativos. Más recientemente, otros cuestionaron los tamaños de muestra más elevados propuestos en 2004.

Con respecto a la metodología, diversos miembros opinaron que varios temas de relevancia para todos los objetivos de investigación identificados podrían ser tratados utilizando técnicas no letales de muestreo, es decir, para monitoreo de contaminantes (muestreo por biopsia de ácidos grasos y análisis de isótopos estables), para estructura de stocks (identificación fotográfica, muestreo por biopsia y muestreo fecal) y para ecología de alimentación (muestreo fecal).

Los proponentes argumentaron que el muestreo letal era necesario para cumplir con los objetivos de investigación, especialmente para ecología de alimentación, contaminación y estimación de parámetros biológicos. Se requieren datos cuantitativos de las presas para propósitos de modelamiento. Actualmente las técnicas no letales de muestreo son inadecuadas para este fin. Otros señalaron que no estaban de acuerdo con que el objetivo de ecología de alimentación era apropiado y por lo tanto no opinaban que el muestreo letal fuera requerido. Argumentaron que para el objetivo de estructura de los stocks, el muestreo no letal por biopsia permitiría obtener una muestra mucho más grande y por lo tanto resultaría en mayor poder estadístico.

Con respecto al tema del efecto de las capturas sobre los stocks, algunos miembros expresaron que, con base en la información contenida en la propuesta, existía un riesgo sustancial de agotamiento de los stocks por los tamaños de muestra propuestos para el stock O y el stock J de rorcual común de minke, así como para rorcuales de Bryde si son capturados cerca de la Isla Ogasawara. Estos miembros también expresaron que no existía una base para evaluar el efecto de las capturas de ballenas sei, ya que la única estimación de abundancia involucra el uso selectivo de censos, así como extrapolaciones usando datos JSV y la falta de información acerca de la estructura del stock hacen incierto cómo evaluar el efecto sobre las capturas costeras relativas a una estimación de abundancia en el Pacífico Norte occidental. Se expresó una preocupación similar con respecto a los cachalotes debido a una corrección inapropiada del tiempo de inmersión en la estimación de abundancia.

Otros miembros indicaron que las muestras propuestas para la investigación no serían una amenaza para los stock O y J y que los riesgos percibidos para los rorcuales de minke estaba siendo sobre enfatizados. Además no existe riesgo para los rorcuales de Bryde en el área de Ogasawara, ya que esta especie no es residente y no se planea capturarla allí. El uso selectivo de censos no ocurrió en la estimación de abundancia de ballenas sei.  En su lugar, con base en la distribución de la especie en junio y julio, datos de censos de 1997 y 2001 fueron seleccionados para calcular una estimación de abundancia, la cual fue extrapolada con datos JSV. En vista de que el área de investigación de JARPN II se extiende desde el área costera hasta mar afuera y la última es especialmente importante para las ballenas sei, el efecto de las capturas costeras es limitado. Indicaron que las estimaciones de abundancia para las ballenas sei y los cachalotes son confiables.

La revisión más reciente del programa JARPN II ocurrió en enero de 2009. Fue realizada por un panel de expertos bajo las nuevas guías. El informe completo del panel puede encontrarse AQUÍ. Un presentación en PowerPoint que resume los resultados de las discusiones del panel se puede encontrar AQUÍ.

DISCUSIONES DEL Comité Científico SOBRE LA PROPUESTA DE ISLANDIA

Con respecto a los objetivos del programa, algunos miembros mantuvieron que la propuesta trata dos áreas de investigación identificadas por el Comité.  Una es la necesidad de estudiar las interacciones entre las pesquerías y los cetáceos y algunos miembros opinaron que la investigación sería útil en esta área. Otros miembros expresaron que esta investigación no tiene impacto sobre la manejo de stocks de ballenas por parte de la CBI. Un segundo aspecto es la necesidad de investigar las cargas de contaminantes. Mientras que algunos miembros señalaron que el trabajo propuesto ayudaría en esta área de investigación, otros hicieron notar que el Comité no había recomendado muestreo letal para estudios de contaminantes. Además, tampoco había asignado alta prioridad a estudios de contaminación para ballenas barbadas en general. Aunque no es necesaria para la aplicación del RMP, la definición de stocks ha resultado ser importante en el desarrollo de una implementación del RMP.  La investigación propuesta trata este tema, aunque algunos miembros expresaron que existen métodos no letales más apropiados y efectivos para tratarlo.

Se indicó que la propuesta no proporcionaba suficiente justificación científica para los tamaños de muestra propuestos, argumentando que eran suficientes para fines de planificación de un estudio de factibilidad.  Algunos miembros opinaron que la propuesta no debía ser considerada como un estudio de factibilidad, ya que en muchos aspectos era una extensión del programa de investigación 1986-1989 y, como tal, la evaluación de la suficiencia de los tamaños de muestra era apropiada.  En contraste, los proponentes manifestaron que la propuesta era principalmente para determinar la factibilidad de muestreo de rorcuales comunes de minke y, hasta cierto punto, de ballenas de aleta en áreas donde no habían sido muestreadas previamente.  

Con respecto a la metodología, algunos miembros opinaron que el régimen de muestreo era insuficiente para cumplir con los objetivos declarados. En particular, consideraron que era poco probable que los elementos espaciales y temporales del muestreo de ecología de alimentación proporcionaran datos apropiados para el modelamiento multiespecífico planeado. Los proponentes contestaron que este es un estudio de factibilidad en el cual los tamaños de muestra podrían no ser lo suficientemente grandes para tratar los objetivos de ecología de alimentación en dos años. Sin embargo, los tamaños de muestra deberían ser temporal y espacialmente suficientes para orientar el diseño de un estudio futuro. Además, argumentaron que la escala del monitoreo de presas en tiempo y espacio siempre es un asunto difícil y podría ser ajustado en años futuros del proyecto. Algunos miembros además opinaron que el estudio propuesto sobre parásitos y patología se beneficiaría de una hipótesis más claramente identificada. 

Con respecto a métodos no letales, algunos miembros recomendaron nuevas técnicas de prueba de preñez. Sin embargo, los proponentes señalaron que ni la edad ni la madurez sexual se podía determinar utilizando únicamente métodos no letales.  Otros miembros también indicaron que los objetivos de la investigación de contaminantes podían ser cumplidos satisfactoriamente con muestreo por biopsia. Los proponentes, sin embargo, notaron la importancia de obtener muestras de contaminantes de los órganos internos, en vista de que la relación entre las cargas de contaminantes en la piel y los órganos todavía no ha sido evaluada. Con respecto a la alta prioridad otorgada al muestreo letal para identificar diferencias en la dieta de las ballenas de aleta, algunos miembros mencionaron que esto se podría explorar inicialmente usando análisis de isótopos estables de muestras no letales (pie, heces).

En relación con los efectos de las capturas sobre los stocks, el Comité opinó que es poco probable que la captura propuesta de 100 rorcuales comunes de minke por año tenga un impacto significativo sobre el stock de rorcual común de minke del Atlántico Norte central. Algunos miembros expresaron acuerdo con los proponentes en que es altamente improbable las capturas propuestas vayan a tener un efecto detectable sobre el stock de ballenas de aleta. Sin embargo, el Comité no llegó a un acuerdo sobre los efectos de la captura propuesta sobre el estado de conservación de la ballena de aleta, refiriéndose principalmente a desacuerdos previos sobre la estructura del stock. Para las ballenas sei, el Comité no alcanzó un acuerdo sobre si la captura propuesta debería ser considerada en relación con una estimación de abundancia en un área que se extiende mucho más allá del área de caza ballenera y que posiblemente cubra más de un stock, o si debería ser considerada únicamente en relación con estimaciones del área donde se propone la caza. El acuerdo impidió alcanzar un consenso sobre los posibles efectos sobre el estado conservación del stock involucrado.